Demasiado excitada estaba esta vieja tetona cuando por fin la penetró el tío, tanto que su coño chorreaba de una forma bastante exagerada. Estaba muy mojada, y es que lo que empezó con un simple masaje acabó en una buena follada.

El tío se excitó al ver las enormes tetas de la madura. Empezó a tocárselas y poco después la guarra le estaba comiendo la polla y restregándosela por sus pechos. Pero no tardó mucho en penetrarla, la putilla estaba deseando tener un rabo dentro de ella. Primero cara a cara y luego la puso a cuatro patas para poder aprovechar ese enorme culo de gorda.

Mientras se la follaba a lo perrito a la cerda le chorreaba todo su chocho, no podía ocultar lo cachonda que estaba. Para acabar se sentó encima de la verga del tío y botaba como si estuviera en una puta colchoneta, mientras que sus tetas iban al mismo ritmo.

Finalmente se corrió en su cara y en sus gigantescas tetazas.

Detalles del vídeo

Duración: 22:58
Visualizaciones: 126.309 vistas