Sin darse cuenta una cosa llevo a la otra pero encontró la forma de resolverlo. La negra empezó a comer sabiendo que su calentura le podía conseguir machos como si siguiera una dieta estricta y entonces termino con un culo de 200 kilos. Parece que cualquier sitio donde se siente terminara roto pero no es así. Porque ella pasa mucho tiempo montando la polla de su macho y este parece estar muy feliz de penetrar su coño. Lo hace con condón porque aunque se ve vieja, puede que todavía salga preñada y eso sí que no lo aguantaría su cuerpo. Pero follar como una zorra callejera si lo puede hacer tranquilamente y sin riesgo para ella.

Detalles del vídeo

Duración: 08:36
Visualizaciones: 3.931 lecturas