Vaya tetas que tenía mi vecina. Tenía ganas de vérselas bien y de tocárselas, y porqué no, de follarme su gordo coño. La tía vino una tarde para comentarme algunas cosas, pero ese día me pilló muy cachondo. Le pedí que entrara y ella se fió de mi, no se si porque me vio un tío legal o si es que en realidad quería follar también. La cuestión es que al rato de entrar yo ya le estaba comiendo el coño, y joder, que bien sabía. Además, ella es una de esas mujeres culonas que con verlas dan ganas de ponerlas a cuatro patas y follarlas duro. Justo eso fue lo que hice.

Detalles del vídeo

Duración: 19:20
Visualizaciones: 4.611 vistas

Tags: , , , , , Amateur, Culonas, Maduras celuliticas, Tetas Gordas