Una línea de teléfono móvil adicional no necesitaba esta soltera rellenita, pero es evidente que si necesitaba una buena polla negra que entrara hasta lo más profundo de su coño. Abrir la puerta a desconocidos no se recomienda nunca y siempre se tienen que identificar, pero una vez comprobado que no hay peligro, hay algunos comerciales muy simpáticos y con una capacidad de convicción increíble. En este caso poco tuvo que hacer aquel tipo para que la gorda se abriera de piernas y es que hasta parecía que estaba esperando la visita de ese príncipe azul (en este caso negro) que la hiciera la mujer más feliz del mundo.


Detalles del vídeo

Visualizaciones: 7.841 vistas

Tags: , , , , , , Folladas, Jovencitas