Una sexy gordita vale más que cualquier tía buena, sobretodo si es guapita de cara y tiene un coño como el de nuestra siguiente invitada. Ella es una jovencita de 19 años que siempre que va a la casa de campo que tienen sus abuelos hace locuras ya sea en solitario o con cualquiera de los amigos que tiene allí cuando va a veranear. Hoy era la hora de la siesta y la pobre estaba solita y caliente, por lo que tuvo que masturbarse a la espera de que cualquiera de su follamigos pase a recogerla para continuar por la noche, ella es otra de esas ninfómanas que tiene que tener sexo o estar follando las 24 horas del día, una viciosa del placer que cuando no tiene una polla dentro del coño entra en depresión..

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 57.922 vistas