A veces somos muy egoístas con nuestras parejas porque pensamos que si le regalamos un consolador o un vibrador, nos cambiarán por esa polla de goma y luego no querrán follar con nosotros. He de deciros que estamos equivocados en ese aspecto y que si a tu sexy esposa le regalas un aparato que le produzca tanto placer como a esta madura gorda, os aseguro que los primeros beneficiados seréis vosotros. Lo primero que hay que hacer antes de dárselo es decirles que se masturben para nosotros porque queremos ser los primeros en ver cómo su coño se humedece gracias a ese cacharro. Como es normal después de ese regalito ellas querrán complaceros y no les quedará otro remedio que abrirse de piernas mostrando su coño y masturbarse hasta llegar al orgasmo. Esto es ni más ni menos lo que hizo esta gordita y el resultado no se hizo esperar: atentos a la gran corrida femenina que tuvo…

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 1.842 vistas