Que a una mujer no le vayan las mariconadas y quiera sexo puro y duro cada vez es algo más cotidiano, eso de los enamoramientos o los mimitos ya está desfasado y en ese sentido se están pareciendo mucho a nosotros. Desde luego esta gorda no te dirá “te quiero” o “eres el hombre de mi vida” cuando estés echándole un polvo, pero te va a dejar en la puta gloria cabalgando tu polla y en cierto modo es lo que buscamos…

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 8.434 vistas