Pillé a mi madre masturbándose en el baño porque ella no se había dado cuenta de que yo estaba allí. Yo no tenía ninguna intención de contárselo a mi padre y lo único que quería era salir de allí porque la situación era muy comprometida, pero antes de que pudiera hablar, me dijo que si guardaba silencia me echaría allí mismo un polvo y todo solucionado. Tras pensarlo apenas dos o tres segundos acepté, total, hacía mucho tiempo que no follaba con ninguna mujer y después de verla desnuda me di cuenta de que era una mujer madura muy atractiva y seguramente también necesitada sexualmente hablando. En teoría todo terminaría ahí tener sexo con mi madre quedaría en un secreto entre los dos, pero cuando tu polla prueba la miel del incesto es muy difícil no volver a repetir…

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 99.516 vistas