En lo último que piensas cuando contratas a una prostituta es en comerle el coño por razones obvias, pero esta puta gorda tenía un chocho tan sumamente rico que cualquiera se lo hubiera mamado, pero no este tipo porque decidió darle por el culo ya que era un servicio que iba incluido en el precio. Es muy fácil perderse cuando llevas tiempo sin follar y si eres de los que te gustan las chicas gordas en cualquier momento puedes hacer una locura. Hay gente que ser sorprende cuando escucha la historia de un tío que se ha enamorado de una prostituta y se gasta todo su dinero con ella, pero nosotros comprendemos que esto pase porque la verdad es que algunas son increíbles, seguro que muchos de vosotros estaréis de acuerdo conmigo…


Detalles del vídeo

Visualizaciones: 4.115 vistas