Normalmente no soy un tío al que le cueste mucho ponerse a la faena en lo que al sexo se refiere porque siempre estoy dispuesto pero cuando me despisto un poco, ahí está la zorra de mi novia para llamar mi atención de cualquier forma humana posible con tal de que me la folle. Esta mañana me ha pillado viendo un interesante debate en televisión y me ha aparecido por la puerta del dormitorio vestida únicamente con un conjunto de malla. Imposible no prestarle atención.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 18.463 vistas