Solo un buen amigo es capaz de acordarse de tu cumpleaños y de convencer a una chica normal y corriente para que te eche un polvo como regalo. Obviamente eso cuesta dinero, pero si eres de los que valoras la amistad por encima de todo no te dolerá rascarte el bolsillo con tal de ver la cara de felicidad que pondrá tu colega.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 14.763 vistas