Mirad que chocho y que culo tíos, que rica estaba esta latina pecosa y que fácil fue convencerla para echar un polvete con el primer tío que se cruzó por su camino. La tía guarra estaba ahí tan sonriente con cara de decir “me encantan las pollas y me pienso comer todo lo que me pongan delante”, esta es la actitud que nos gusta ¿verdad amigos?. Esta vida está hecha para los valientes y nadie sabe si luego esta gorda será una actriz porno y triunfará en este mundillo. Yo de buenas a primeras no me niego a nada por muy raro que sea, eso si, hay que ir con mucho cuidado porque hay mucho listo por la vida, pero estos tipos eran legales y honrados y le pagaron religiosamente a esta morbosa gordita, eso si, después de habérsela follado hasta por la boca.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 3.192 vistas