Esta mujer madurita se deja seducir por el guarro de su sobrino. Ella está algo gordita, pero al chico le da bastante morbo que sea así. En un momento de confusión ambos entran en el baño empujados por el chico, que sabe perfectamente lo que quiere hacer. La tía se deja, sabe que lo que va a pasar es que van a follar.
A veces las mujeres maduritas son mucho más calientes que las jovencitas, y eso lo demuestra esta zorrita que se deja romper el culo por el jovencito. De hecho el muchacho se le corre dentro del ano, ya que estaba tan excitado que no tenía demasiado aguante.

Detalles del vídeo

Duración: 13:47
Visualizaciones: 17.322 vistas