Este chico se folla lo que sea, le da igual follarse a una chica de 50 kilos que una de 150, le falto poco tiempo para empezar a comerle el coño a la gorda cuando esta le dijo que no tenía dinero para pagarle la reparación de la moto. Ella le ofreció su cuerpo como moneda de pago. La rellenita esta la verdad es que no la chupaba nada mal. El jodido mecánico se volvió loco con tanta grasa. Le faltó metérsela entre las lorzas de su barriga.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 16.697 vistas