Precisamente el otro día me planteaba cómo un heterosexual es capaz de follar con alguien de su mismo sexo tan solo por dinero o porque necesita descargarse sexualmente hablando, pero la realidad es que hay mucha gente a la que no le importa meterse en la boca un coño o una polla y no le da gran importancia al hecho. La gordita de hoy no tiene mucho éxito con los chicos porque es bastante tímida y recatada. Un día le contó a una de sus mejores amigas su problema, también le dijo que tenía unas ganas terribles de ser penetrada y que no le importaría quien se lo hiciera puesto que ella se limitaría a cerrar los ojos y a disfrutar…

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 29.165 vistas