Un buen y caluroso recibimiento es aquel que te hacen con los brazos abiertos y te dan un sincero abrazo, pero qué queréis que os diga, yo prefiero que mi gorda me reciba con el culo bien abierto para que yo solo tenga que sacarme la polla y metérsela hasta lo más profundo de su agujero. No sé si esta negra estará enamorada de su marido o no, pero que lo quiere es una evidencia como la copa de un pino puesto que le da lo que todo hombre querría tener en casa cuando llega de trabajar después de un día duro de trabajo: su culo gordo y negro abierto de par en par para que él se desahogue. Al principio siempre les duele un poco, pero cuando están recibiendo por detrás sin pararllega un momento en el que sienten un placer inmenso, por eso se dice que si eres hombre es mejor que no dejes nunca que te follen el culo no vaya a ser que te guste demasiado. Es super excitante escuchar a esta gorda todo el rato decir “ooohhhh Diossss mio”, “uffffff yesssss”, “shittttttt” y un largo etcétera de expresiones de placer, que le revienten el culo la pone cachonda a más no poder y aunque quiera controlar o disimular, es totalmente inmposible.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 36.485 vistas

Tags: , , , , , Negras, Sexo anal