Follarte a una gorda poniéndola a 4 patas y que no suene el típico “plas, plas, plas” de tus pelotas chocando contra su coño es prácticamente como no follar, si te pones, te pones, no vale tirártela a medias tintas. Este tipo se quedó un poco corto porque su polla no tenía el tamaño esperado, aunque también es cierto que con semejante culazo no lo tuvo nada fácil…

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 40.838 vistas