Una madura organizó una fiesta en casa con sus mejores amigas todas divorciadas, como es normal en estos eventos el alcohol rodaba a mansalva y para las viejas fue una bendición que apareciera el hijo de la anfitriona por allí. El muy cabrón se las folló a todas y tenéis que ver con qué ansia le comían la polla al jovencito, cualquiera diría que era el único rabo que se comían en años y el tipo ya os podéis imaginar cómo se lo pasó. Pero el postre o plato final llegó cuando mamá entró en escena y el tipo acabó follando con su madre, una gorda con dos tetas gigantes que hacían desaparecer el cipote del joven mientras se las follaba. Es curioso como uno puede aguantar tirarse a 4 guarras seguidas sin ni siquiera perder el aliento, supongo que cuando estás metido en el ajo no eres consciente del sobreesfuerzo que estás haciendo porque te está gustando mucho la situación y es que disponer de tantas mujeres maduras para ti solo no es algo que suceda normalmente y mucho menos sin pagar ni un solo euro. A veces hasta me planteo hacerme voluntario en una asociación de divorciadas para echar un cable donde haga falta y con suerte hasta podría follar con alguna, de acuerdo, soy un salido pero es que las gordas maduras me vuelven loco, ¿a vosotros no?…

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 9.131 vistas

Tags: , , , , , Incestos, Maduras celuliticas