El jefe estaba demasiado estresado aquel día y no tuvo ningún reparo en llamar a dos prostitutas negras para follárselas en su despacho, ser jefe te da ciertos privilegios y os aseguro que ningún empleado le va a pedir explicaciones. Aquellas dos gordas entraron por la puerta como si fueran “de la casa”, me da la impresión de que han pisado esa oficina en más de una ocasión XDDDDD.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 217.875 vistas