Tantas ganas tenía esta vieja de que un joven le echara un buen polvo como este joven follarse a una señora mayor, luego este es uno de esos casos en los que se juntan el hambre con las ganas de comer. Realmente no es que este chico tuviera la polla pequeña, lo que pasa es que estaba delgadito y entre tanta carne su verga se perdía y dio la sensación de que aquella mujer no disfrutó lo suficiente. Tranquilos chicos, el tamaño no es que importe mucho y no os preocupéis porque las maduras saben aprovechar cualquier rabo independientemente de su grosos y largura…

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 31.911 vistas

Tags: , , , , , , , , Folladas, Maduras celuliticas