Normalmente cuando vemos a una persona gorda tendemos a pensar que estará impedida para muchos movimientos habituales del día a día pero estamos engañados. Como muestra de ello no hay más que ver a esta negra rellenita, es ver una polla y la cabalga cual amazona del antiguo Olimpo. Correr por la calle no suele ser lo suyo pero si quieres ver a una chica obesa moverse con agilidad no tienes más que ponerle un buen rabo a mano y verás como está más ágil de lo que parece.


Detalles del vídeo

Visualizaciones: 38.918 vistas

Tags: , , Negras