Esta mujer está encantada con el novio de su hija y no precisamente por cómo cuida de la joven, sino por los polvos que le echa a ella. A lo largo de los últimos meses han estado mandándose mensajes de móvil subidos de tono hasta que no han podido más y han quedado para saldar esa deuda sexual que tienen mutuamente. Su encuentro no ha podido ser más excitante porque han acabado hasta haciendo algo que no hacen con sus respectivas parejas: practicar sexo anal.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 39.250 vistas