Aunque es una de las excusas más usadas para follar, la de aprender jugar al golf sigue funcionando a la mayoría de chicas que la usan. Esta negrita está como loca por follarse a uno de los chicos de su clase y como sabe que le gusta mucho jugar al golf, ha decidido pedirle unas clases particulares. El palo y las bolas con los que ella quería jugar no eran precisamente los que pensaba su amigo…

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 89.120 vistas