Tenéis que escuchar sobre el minuto 4:35 cómo sonaba el coñito de esta madre, lo tenía tan estrecho que hacía ventosa con la polla de aquel chico y el sonido es muy parecido a dos personas besándose, delicioso… A parte de sus enormes pechos, otra de las cosas que más me han gustado de esta madre es la tranquilidad con la que practicaba sexo con un joven de 20 años, no desaprovechó la oportunidad de follarse a un jovencito que podría ser su hijo y como se suele decir, las cosas de palacio van despacio…

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 11.074 vistas

Tags: , , , , , , Folladas, Maduras celuliticas