Con lo que se lleva últimamente eso de reconstruirse el himen y resulta que esta gordita acudió al ginecólogo precisamente para todo lo contrario, jamás había tenido relaciones sexuales con un hombre y quería ser desvirgada por un profesional. Por las manos de este viejo doctor han pasado miles de coños y para él fue como coser y cantar arreglar el pequeño problemilla de su paciente, lo siguiente será convencerla de que es mucho mejor tener una polla dentro…

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 20.551 vistas