Fijaos hasta qué punto una gorda puede hacer perder la cabeza a un hombre, que en su última revisión rutinaria su ginecólogo la dejó preñada. En un principio ella no quiso decirle nada porque él era un hombre casado y ella también, pero aquel macho la tocaba de una manera especial y sentía la necesidad de pasar el resto de su vida junto a él. Estas historias no terminan nada bien, pero lo que sí es cierto es que ahora pueden follar a pelo porque no hay peligro de que se vuelva a quedar embarazada jejeje.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 64.602 vistas

Embarazadas, Maduras