Este es el típico caso en el que un tío queda con una amiga para ver una película en su casa cuando lo que realmente quieren ambos es echar un polvo. No vale la pena disimular porque al final a los dos se les ve el plumero y el flirteo acaba llevándoles a acabar follando. Si uno de los dos se muestra un poco cohibido, se corre el riesgo de quedarse sin rato de cama, así que lo mejor es ir directos al grano y dejarse de películas y chorradas.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 20.004 vistas

Tags: , , Obesas