Seguro que más de uno de vosotros os habéis visto en una situación así, que vais a follaros a una tía mucho más grande que vosotros y no sabéis por dónde empezar ni qué hacer para dejarla completamente satisfecha y no hacer el ridículo. El secreto reside en abrirle bien las piernas para que las vuestras no encuentren la oposición de sus gruesos muslos. Si a eso le sumáis unos buenos preliminares, quedaréis como unos señores cuando vayáis a follaros una gorda.


Detalles del vídeo

Visualizaciones: 700.207 vistas

Tags: , , , Negras