La posibilidad de follarte a una gorda en una cita a ciegas es más o menos del 50 por ciento, pero siempre hay que ir con una actitud positiva y ganadora porque hace mucho a la hora de que las chicas estén más receptivas. Esta guarra lo tenía claro desde el primer segundo y fue sumamente sencillo que se abriera de piernas a la primera de cambio.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 11.115 vistas