Desde casarse, esta preciosa rubia se ha relajado un poco en lo que a su aspecto físico se refiere y está cogiendo unos cuantos kilos de más. No es que se haya caracterizado nunca por tener una figura de lo más esbelto pero estos últimos meses se ha descuidado un poco y se está poniendo cada vez más gorda. Para lograr quitarse ese peso de encima ha pedido ayuda a su marido, quien está encantado de poder ayudarla a adelgazar a base de mucho sexo.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 13.773 vistas