Todos los actos de buena fe tienen más tarde o más temprano su recompensa, este tipo ayudó a una gordita prostituta a hinchar las ruedas de su coche muy amablemente y ésta quiso recompensarlo con un buen polvo. Es una situación rocambolesca y a quien se lo cuentes no se lo cree, pero nunca sabes lo que el destino tiene preparado para ti :D.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 26.505 vistas

Tags: , , , , , , , Negras