Otra de las cosas buenas que tienen follando las gorditas es que tienen reservas de sobra y aunque no os lo creáis no se cansan fácilmente, puedes estar dándole caña horas y horas y tranquilos que nunca os dirán que paréis. Nuestra protagonista de hoy es una simpática nerd que había quedado con uno de los tíos que se folla virtualmente por webcam, pero esta vez sentiría toda su polla dentro, tanto por la boca como por el culo y por el coño.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 108.680 vistas